Uno es bien Pendejo…

¿Por qué será que cuando uno se enamora se pone pendejo?  Se te olvida cómo te llamas, la forma en que hablas, tú color favorito…  Desde el momento en que tu crush te dice el gran: “me gustas”, se chava to’.  Es cómo si dentro del cerebro de uno una neurona conectara con otra que andaba allá arriba perdida y sin acomodo razonable y de pronto hacen “click”.  Uno no siente ni escucha el bendito “click” y ahí es donde irradia el problema.  Maybe si uno lo escuchara o se diera cuenta pues se ponía menos pendejo; pero no.  Les explico.

A ti te gusta Pancho (a) hace un cojón de tiempo.  Entonces, cuando a la mujer le gusta un hombre, esta lo lleva observando hace algún tiempo.  Lo más seguro ya sabe que le gusta antes de la primera cita.  Al principio somos todas visión y observación (aunque luego se nos olvide).  Pendientes a cualquier momento posible para poder llamar la atención del chico.  Entonces, ¿cuando nos volvemos pendejos?  Al momento del SI.  Antes de eso, hemos hablado y dejado en claro lo que queremos y lo que no.  Lo que vamos a aguantar y las razones cruciales por las cuales vamos a dejar la relación (la pendejá’ es que ambos bandos hacen lo mismo).  ¿y cuando será que nos ponemos pendejos?

SENCILLO.

Nos ponemos pendejos el momento en que dejamos ser.  Si se fijan, les hablé full de que ambos bandos hablan de lo que quieren, de que cómo son y serán, cada uno observó lo que le gustó del otro y que están dispuestos a bregar.  La realidad del caso, es que llegamos a la relación y dejamos de ser Dyandra para convertirme en lo que supuestamente a Pancho le gusta (sin analizar que Pancho se enamoró de Dyandra no de una figura imaginaria).

Si uno va a cambiar, se supone que sea para uno mismo y su felicidad propia.  Si uno cambia que sea para ir pa’ lante y para bien.  De igual forma, el que te quiere y ama te seguirá y entenderá que tu metamorfosis es por una razón.  ¿Por qué rayos nos convertimos en lo que no somos y tratamos tanto por ser eso?  Si a Panchito no le gusta la pizza dejas de comer pizza aunque sea tu comida favorita.  De igual forma, si a Pancho no le gusta el café se lo tratas de meter por ojo, nariz y boca porque pretendemos que cambie a to’ pulmón.  No podemos adentrarnos a una relación pensando: esta persona tiene todas estas cosas que me gustan pero no me agrada esto otro… pero no hay problema por que yo lo voy a poder cambiar.  Erróneo.  Total y rotundamente mal entrar a una relación pensando en ya cambiar a esa persona…

¡Señores no se pongan pendejos! Sea cómo es y sea claro, preciso y fluya.  No se deje enredar por la falsedad de ser una falacia… por que sino, en eso mismo quedará todo.

Advertisements

2 thoughts on “Uno es bien Pendejo…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s